Hacia tu recuperación

Cuando la fuente de nuestro miedo, intranquilidad, nerviosismo, inquietud o desdicha en general es espiritual, se debe a que nuestro ser interior nos pide a gritos que rectifiquemos el camino.

Nuestro ser interior es capaz de estar en contacto con cosas de las que no siempre estamos conscientes, las cuales a veces no comprendemos pues corresponden al mundo espiritual. El miedo y la intranquilidad pueden ser una forma en la que desde lo profundo de nuestro ser se nos está alertando que hemos tomado un camino espiritual erróneo.

Recuperando tu dicha completa

El objetivo es la armonización de tus acciones con tu ser interior. En otras palabras, estaremos buscando que logres estar en paz contigo y lo conseguiremos encontrando en la Escritura el verdadero sentido de tu paso por esta vida. Para ello debes entender lo siguiente:

El Señor te trajo a este mundo con un propósito específico: cambiar la vida de otras personas

El tratamiento para la Intoxicación por exposición a falsos evangelios que yo propongo es muy simple pero efectivo y estará sostenido por las siguientes dos columnas indestructibles: el Poder y el Amor de Dios y tu voluntad y disciplina.

El Poder y el Amor de Dios

Es Voluntad del Padre celestial que sus hijos que le aman y obedecen sean liberados de la opresión. Si se lo pedimos Él nos libera con su Poder. Así que en todo momento, Él te acompañará en tu camino de recuperación.

Tu voluntad y disciplina

Bajo la dirección del Espíritu Santo te aplicarás con disciplina y fervor a la oración y la lectura; así como también harás los cambios que El Señor vaya mostrando para tu vida a través de su Palabra.

A través de las lecturas que voy a recetarte, te iré guiando por la Biblia para que entiendas el propósito de tu paso por este mundo y tu lugar en el plan de Dios. La dicha completa consiste en encontrar nuestro lugar en el plan de Dios.

Así que culminaremos la restauración de tu salud espiritual haciendo un recorrido de la Mano de Dios a través de Su Palabra mediante las dos obras que voy a recetarte.

Una vez que consigamos alinear todo ello, ya verás que la dicha volverá a inundar tu corazón. Experimentarás un deseo sobrenatural de participar en el plan de Dios y te levantarás todos los días con el poder interior que da la limpieza espiritual.

Pasos en el proceso de‭ ‬rehabilitación

Como podrás darte cuenta,‭ ‬el‭ ‬tratamiento para la‭ ‬recuperación de la plenitud espiritual‭ ‬que propongo‭ ‬está completamente al alcance‭ ‬de cualquiera.‭ ‬En resumen, estos son los pasos:

a. Comprensión del problema

Si llegaste hasta aquí, entonces has entendido que la raíz de tu enfermedad espiritual es no solo haberte expuesto a las enseñanzas de un falso evangelio, sino haberlas creído y practicado.

b. Apartarse de la contaminación

Ahora estás consciente de la necesaria acción no solo de apartarte de esas enseñanzas, sino de desaprender los errores doctrinales que asimilaste y cesar de practicarlos a fin de cesar de ser foco de contaminación a otros.

c. Purificación por la Palabra

Comenzarás el estudio permanente y estructurado de la Escritura complementándolo con la oración, a fin de purificar toda aquella contaminación que haya quedado como remanente, fortalecer su fe y volverse productivo para El Señor.

d. Productividad

Regresarás al plan original de Dios para tu vida. Una persona 100% recuperada y saludable ansía servir al Señor. Lo deseable es que alcances una fe indestructible y una plenitud productiva. ¿Estamos listos? Entonces, ¡Manos a la obra!

Restaurando tu plenitud espiritual

La enseñanza de falsos evangelios (incluyendo la abundante cantidad de charlatanerías disponibles en las librerías) genera confusión en el creyente debido a la intoxicación interior o espiritual. A su vez, la intoxicación espiritual genera falta de fe, insatisfacción, frustración y desdicha en general. Asimismo, miedos, pesadillas y envidia, entre otros. También, en casos más avanzados, abundante pecado.

La persona es infeliz porque las falsas enseñanzas permearon en sus emociones e intelecto y han comenzado a influir negativamente en sus decisiones diarias. Lo cual le aleja del verdadero propósito para su vida. En consecuencia, su existencia está apartada de una comunión genuina y plena con el Padre celestial.

Cuando la persona, atendiendo a falsas enseñanzas, se aparta de la voluntad del Padre celestial para su vida, no puede disfrutar de una relación plena con Dios.

Pero una vez que descubras el propósito que Dios tiene para tu vida y lo cumplas, te alinearás a la voluntad del Padre celestial y podrás así disfrutar de una comunión completa con Él. Eso es vivir en plenitud espiritual.

Dicho todo lo anterior, serán dos cosas las que lograrán tu plenitud interior o espiritual:

  1. Restaurar tu comunión completa con el Padre celestial
  2. Encontrar tu propósito en la vida

A continuación te presento el método que te propongo.

1. Restaurar tu comunión completa con el Padre celestial

En todo momento debes mantenerte en oración. El primer paso en tu recuperación será perdonar y, si es el caso, pedir perdón. Aspirar a una comunión plena con el Padre celestial debe comenzar por el perdón:

“Si ustedes perdonan a los otros sus ofensas, también su Padre celestial los perdonará a ustedes. Pero si ustedes no perdonan a los otros sus ofensas, tampoco el Padre de ustedes les perdonará sus ofensas”.

Mateo 6:14-15

“Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda”.

Mateo 5:23-24

Nada como la lectura de la Biblia para echar fuera la falsa enseñanza y sanar todo lo que dejó dañado en nuestro interior. Por ello, a continuación, vas a conseguir la Biblia en voz alta.

Toda la Biblia, de principio a fin, fue escrita para ser leída en voz alta. Sin duda que estudiar la Escritura es tarea de unos, pero oírla, es deber de todos:

“Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan”.

Lucas 11:28

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”.

Romanos 10:17

“Cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de los laodicenses, y que la de Laodicea la leáis también vosotros”.

Colosenses 4:16

“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca”.

Apocalipsis 1:3

Al escuchar la Palabra de Dios comenzarás a echar fuera toda contaminación espiritual y tu mente y emociones, es decir, tu ser interior, irá recobrando poco a poco su salud.

Comienza a oírla por donde tú quieras. Siéntete libre de recorrer los libros de la Biblia en el orden que te apetezca. Recuerda que la Palabra de Dios es alimento espiritual, y, al igual que el cuerpo físico nos pide determinado alimento para suplir alguna carencia, también el ser interior te solicitará que le alimentes con algún libro de la Biblia en particular. Este ejercicio deberás hacerlo de por vida. Recuerda que al igual que nuestro cuerpo físico necesita alimento diario, nuestro ser interior se muere sin el alimento espiritual permanente.

2. Encontrar tu propósito en la vida

Para completar este punto vas a hacer dos lecturas. Una de ellas es gratuita y la otra, aunque deberás adquirirla en tienda, está disponible en forma de e-book a un precio asequible.

La primera se llama TUS RAÍCES HEBREAS. En esta obra, que es gratuita, descubrirás que la Biblia muestra que todos los seguidores de Jesucristo son linaje de Abraham, y, por tanto, las promesas hechas a este, te pertenecen.

Aquí te pongo la liga. Solo haz clic en la imagen:

La otra es la continuación de ella y está disponible en Amazon y Google Play para su compra. Se llama LINAJE ESCOGIDO.

En esta última obra, abordo un tema apasionante. Y es que, en sus cartas, el apóstol Pablo habla en forma persistente acerca de un misterio que, luego de haber estado oculto durante siglos, Dios decidió revelar a toda la humanidad por medio de él y los demás apóstoles. Ese misterio incluye tu propósito para esta vida.

Aquí te pongo también la liga. Igualmente, solo debes hacer clic en la imagen para ir a la página del libro:

Y eso es todo. Como te darás cuenta, los pasos a dar no son complicados. Ahora tu recuperación depende de la voluntad que pongas en ello. ¡Que el Padre celestial te acompañe en tu camino!

Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y GOZOSO por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.

Mateo 13:44

Este contenido es parte de la serie:

Tu Plenitud Espiritual

Regresar al índice >